Alimentos

Los 10 alimentos que te quitarán el hambre

¿Eres de las que siempre está picando algo? ¿Tienes continuamente sensación de hambre? ¿No puedes evitar los “atracones”? ¿Sueñas con poder comer de todo sin engordar? Si alguna de las respuestas (¡o todas!) es sí te interesa hacerte amiga de estos 10 alimentos.

Son saciantes, sanísimos, te proporcionan energía y puedes tomarlos de mil formas, en cantidad de recetas. Aunque lo ideal es consumirlos tal cual, sin condimentarlos demasiado, para que las calorías no se disparen. ¡Toma nota!

Alimentos para quitar el hambre

Aguacate

Aguacates

Es rico en ácidos grasos (buenos) y tiene un montón de vitaminas, sobre todo del grupo B. Además, un equipo de científicos de la Universidad de Loma Linda (California) ha comprobado que si incluyes medio aguacate en tu ensalada a las tres horas de tomarla tendrás un 40% menos de ganas de comer que si no lo tomas. ¡Bien!

Arándanos

Arándanos

Su precioso color ya te invita a picar, pero es que está muy bien que lo hagas. Los arándanos tienen pocas calorías y están llenos de vitaminas. También contienen fibra y son saciantes. Una gran opción para tomar algo (sano) entre horas.

Coco

Coco

¿Es muy calórico? Es muy calórico. Pero la buena noticia es que también es muy saciante, por lo que una pequeña porción será suficiente para quitarte el apetito. Además, el coco es una fuente de fibra genial y su sabor, sencillamente maravilloso.

Copos de avena

Copos de Avena

Aportan una gran cantidad de fibra, con lo que al tomarlas tendrás una sensación de saciedad. Si los tomas en el desayuno (el momento más recomendable del día para hacerlo) no tendrás hambre hasta la hora de comer. Genial, ¿no?

Huevo duro

Huevo duro

Ojo a la segunda parte, tiene que ser duro, es decir, cocido. Proteína de la buena y que te hará sentir llena. Está comprobado que la gente que toma un huevo duro en el desayuno al final del día habrá consumido menos calorías totales que los que no lo toman. Si lo dicen los expertos…

Jengibre

Jengibre

Una raíz fabulosa. ¿Por qué? Porque además de aportar numerosos beneficios (por ejemplo combatiendo los resfriados) actúa sobre la leptina, hormona que regula el apetito. El sabor del jengibre es fuerte y en infusión con limón está riquísimo.

Albaricoques secos

Albaricoques Secos

También conocidos como orejones. Tienen menos calorías de las que parece y son tremendamente saciantes, por lo que en ningún caso tomarás muchos. Además, tienen propiedades interesantes, son antioxidantes y muy ricos en calcio, hierro y fibra.

Patatas cocidas

Patatas cocidas

O asadas. Son más saciantes que las fritas y mucho menos calóricas, con esto está todo dicho. Una guarnición perfecta para que el hambre desaparezca durante horas.

Semillas de chía

Semillas de chía

Son riquísimas en fibra y en ácidos grasos esenciales. ¿No las has probado? El sabor de las semillas de chía es similar al de las nueces y si las incluyes en una ensalada se acopla bien a los ingredientes que suelen utilizarse para prepararlas. Otras buenas opciones son añadirlas a un vaso de leche o tomarlas con fruta.

Sopa

Sopa

Como lo lees, sopa. Si comienzas tus comidas con una sopa no llegarás al postre con ganas de devorarlo, está comprobado. Es un plato muy nutritivo y bastante ligero (desgrásalo antes de empezar a tomarlo) que sin embargo sacia. Ahora que empieza el verano, di sí a las sopas frías.

Si te gusto este articulo tal vez te interese como perder peso por la noche o que tipos de helados podrías comer.