Pilates

Más hombres haciendo Pilates, por favor (por su bien)

Quien piense que el Pilates es solo para mujeres, está muy equivocado. Este método de entrenamiento, desarrollado por Joseph Hubertus Pilates a principios del siglo pasado y que actualmente vive su mejor momento; también tiene mucho que ofrecer a los hombres.

Los ejercicios poseen determinadas características que promueven una buena salud corporal y sensaciones de bienestar. Combinan la respiración, el cuidado de la postura corporal, y los ejercicios de equilibrio, coordinación y flexibilidad. Todas estas cosas son tan interesantes para los hombres como para las mujeres.

¿Por qué los hombres no llenan las salas de Pilates como las mujeres?

Muchos hombres evitan las clases de Pilates por la falsa creencia; de que se trata de una especie de sesión de estiramientos avanzados con algunos ejercicios de tonificación suave. Estos hombres consideran generalmente que no es el tipo de entrenamiento que va a acondicionar su musculatura. Pero la verdad es que este método; combina las contracciones con los estiramientos para conseguir tanto flexibilidad como un fortalecimiento equilibrado.

Algunos hombres pueden darse cuenta de las ventajas de este tipo de ejercicios cuando se los recomienda un fisioterapeuta con el fin de tratar alguna lesión o molestia. En cuanto sienten los efectos positivos del Pilates no les queda más remedio que darle una oportunidad; y a menudo se enganchan a la práctica habitual.

Al conocer un poco más de cerca esta clase, se enteran de que su inventor fue un hombre extremadamente fuerte; a quien se puede ver en las fotos y vídeos con una “tableta” de abdominales envidiable.

Pilates Hombre

Un método inventado por un hombre entre hombres

Joseph Hubertus Pilates nació en Alemania en 1883 y sufrió desde niño muchos problemas de salud. Como la medicina de su tiempo no tenía mucho que ofrecerle decidió aprender anatomía y experimentar consigo mismo en los gimnasios; además de practicar varios tipos de lucha deportiva.

Participó en la Primera Guerra Mundial y al ser apresado por los británicos y ser confinado en un campo de concentración en la Isla de Man comenzó a cuidar a sus compañeros heridos; creando distintos movimientos y aparatos para mejorar su estado.

Con los años desarrolló su propia práctica gimnástica que denominó “Controlology”; y se convirtió en un reconocido gimnasta, boxeador, profesor de autodefensa y artista de circo.

Pilates no pensó nunca que su método fuera especialmente bueno para las mujeres o para los hombres; pero como se basa en su propia experiencia y comenzó a desarrollarse entre hombres (los soldados británicos) no puede decirse que sea especialmente femenino.

Por qué el Pilates también es para hombres

A menudo los hombres están interesados en el incremento del tamaño y la fuerza de cada uno de los músculos de su cuerpo y olvidan lo importante que es el equilibrio y la armonía entre las cadenas musculares.

El método Pilates corrige estas deficiencias de su entrenamiento y además muestra la importancia de trabajar especialmente el centro del cuerpo; la zona donde enraízan los músculos que estabilizan el tronco y la espalda. Del estado de esta zona depende la capacidad para moverse con potencia y precisión.

Un hombre que hace Pilates no pierde la elegancia en los movimientos ni habilidad en el control de su cuerpo.

Más mujeres que hombres en la sala

Si eres hombre y te decides a apuntarte en una clase de Pilates es probable que encuentres con más mujeres que hombres, pero ¿eso debe asustar a un hombre? Es muy probable que las mujeres sepan apreciar la inteligencia y la elección de ese hombre.

Comprobarás que los ejercicios Pilates son tan adecuados para hombres como para mujeres; pues se basan en los principios fisiológicos del movimiento saludable. Probablemente te darás cuenta de que tus músculos isquiotibiales están bastante contraídos y necesitan estiramientos específicos. En una sesión bien realizada el instructor debe elegir y adaptar los ejercicios a las necesidades y condiciones de cada uno.

Otra cosa que sorprende a los hombres acostumbrados a los gimnasios convencionales es la importancia que se da en Pilates a la conciencia (la atención a los mensajes del cuerpo); a la respiración y a la precisión de cada movimiento, pues se realizan continuos microajustes. El objetivo no es más peso y más repeticiones sino el control de cada gesto y la alineación perfecta del cuerpo.

Pilates Mujer

Cómo ayuda concretamente el Pilates a un hombre

Tanto si levantas pesas como si te preparas para un maratón, una clase de Pilates puede ayudarte a mejorar tu rendimiento por varias razones:

  1. Desarrollar grupos musculares a menudo descuidados. Algunos músculos, bien por el tipo de movimientos que hacemos rutinariamente o bien por el tipo de deporte o ejercicio que practicamos más fuertes que otros; y el Pilates se centra en aquellos músculos que normalmente no reciben mucha atención.
  2. Mejora la flexibilidad. En general, cuanto más masa muscular se tiene, menos flexible se es. Los estiramientos de una sesión de Pilates ayudan a prevenir lesiones y tensiones musculares, y aumenta el rango de movimiento de las articulaciones.
  3. Refuerza el núcleo. El núcleo es el centro del cuerpo y cada ejercicio de Pilates se enfoca en usarlo para potenciar el movimiento de las extremidades. En Pilates se trabajan especialmente los abdominales transversales, los más bajos de tu “tableta” abdominal.
  4. Aumenta tu conciencia. El Pilates no es solo una disciplina física. Su objetivo es que practiques lo aprendido en la sala para que lo realices fuera de ella de manera consciente al principio e inconsciente al final. Después de una sesión de Pilates, te sentirás renovado y relajado al menos durante unas cuantas horas.

Puedes ver los beneficios del Fit Axis, una combinación de Tai Chi, Yoga y Pilates.

Yogilates