¿POR QUÉ ME DUELE LA ESPALDA?

¿POR QUÉ ME DUELE LA ESPALDA?

¿Sabes que, en ocasiones, el dolor de espalda puede estar reflejando problemas en otros órganos internos o incluso nuestras emociones?

Muchas personas que sufren dolor de espalda no tienen argumentos de peso para poder justificar esos problemas, es decir, no cargan pesos, ni realizan un deporte o ejercicio repetitivo que sea un riesgo para la espalda.

En estos casos lo primero que la persona piensa es; ¿Qué ha pasado para que tenga este dolor? La inseguridad que provoca ser consciente del por qué tienes este problema, hace que queramos buscar una causa razonable que justifique el problema y así podamos abordarlo.

 

 

Lo primero y más recurrido es echarle la culpa a la cama, el ordenador… “el sofá de mi casa que es demasiado blando”… con la esperanza de encontrar la causa que justifique el dolor que padecemos, pero realmente, esas causas no están solo en el tipo de sofá, en la altura del ordenador, o en si la cama es demasiado blanda o dura…

En ocasiones hay que pensar y reflexionar sobre qué otros factores pueden estar haciendo que tenga esa predisposición a sufrir dolor físico ya que a veces una agresión de carácter socio-emocional pueden ocasionarnos más daño físico que un movimiento repetitivo, una mala postura o una cama inadecuada.

 

 

El dolor de espalda puede ser generado por diversos factores desencadenantes, para evitarlos es importante:

  • Mantener una adecuada higiene postural en los distintos ámbitos de nuestra vida, es decir, en nuestra área laboral, en nuestros que haceres diarios, al momento de dormir, levantarnos de la cama, etc. Ya que esto, repercute de manera importante en la salud de nuestra espalda.
  • Realizar ejercicio físico frecuentemente, ya que uno de los factores principales que desencadenan dolores en nuestra espalda, es el sedentarismo. El sedentarismo genera un desequilibrio a nivel muscular en nuestro cuerpo, lo que en consecuencia a su vez irá generando otros problemas que se pueden traducir en dolor de espalda o incluso en otras zonas del cuerpo.
  • Es importante mantener una buena alimentación, ya que también la obesidad y el sobrepeso pueden ser factores desencadenantes del dolor de espalda.

 

 

El dolor de espalda y en concreto el dolor lumbar crónico encabeza la lista de los problemas de salud más frecuentes en la población española según los últimos datos publicados por el informe anual del Sistema Nacional de Salud. La prevalencia del dolor de espalda la sufre un 18,6% de la población adulta española siendo este problema de salud más frecuente en mujeres (22,8%) que en hombres (14,3%). Por otra parte, en el puesto número cinco de la lista encontramos el dolor cervical que afecta a un 15,9% de la población, siendo también más frecuente en mujeres (21,9%) que en hombres (9,6%).

    

 

Mantener la musculatura de la espalda tonificada, así como, relajar tensiones o mantener un cuerpo flexible, suma puntos a favor de tu salud lumbar y articular, ayudando a la prevención de molestias, dolores y lesiones futuras.

Es cierto que hay personas que tienen la duda, sobre qué deportes o que ejercicios son buenos para la espalda y cuales serian mejor si sufres de patologías en esta zona, si es así, antes de lanzarte debes conocer la actividad y tus limitaciones.

Si aún tienes dudas, preguntanos en OKMAS Córdoba, cualquier especialista de la salud o del deporte te aconsejaremos de la mejor manera posible.

 

 

Mercedes Viso Moscoso  (Técnico OKMAS Córdoba )