Running para mujeres

Running para mujeres

¿Quieres apuntarte a la tendencia del running, pero no sabes por dónde empezar?

¿Llevas tiempo corriendo, pero deseas saber mas sobre los beneficios que aporta a tu salud como mujer? Si te ha entrado el gusanillo del running, en este guía completa encontraras los aspectos claves para preparar una carrera y evitar lesiones.

 

Sabemos que correr es estupendo para mantenerse en forma. Pero ¿qué otros beneficios te aportan?

  1. Proporciona más alegría.
  2. Se disparan tus ganas de vivir.
  3. Quemas calorías incluso después de correr.
  4. Menos ansias de comer.
  5. Te sentirás mejor contigo misma.
  6. Mejora tu sistema inmunitario.
  7. Mantendrás tu corazón sano.
  8. Estarás más joven durante más tiempo.

Empezar a correr es fácil. No hay que pagar ninguna matricula y se requiere poco equipo. Simplemente tienes que anudarte unas zapatillas y ya estás lista para salir, lo complicado es seguir corriendo. Continúa leyendo y aprenderás a crear la base solida necesaria para llevar una vida saludable y feliz corriendo.

¿Y como empiezo ¿

Calienta bien. Muy importante activar tus músculos antes de empezar.  Tomate tu tiempo para calentar y relajar de manera correcta desde el primer día. Un buen calentamiento te lo hace mucho más fácil. Dedícale al menos entre 5 y 10 minutos a calentar para preparar tu cuerpo y prevenir lesiones. Tu cuerpo comienza a producir enzimas que queman grasas y ayudan a tu sistema aeróbico a funcionar mejor, el liquido sinovial (el lubricante de tus articulaciones) se calienta y hace que tu cuerpo se mueva fácilmente.

Empieza lentamente. La mayoría de las principiantes se preocupan por no mejorar con suficiente rapidez. No te compares con las demás. Todas las corredoras adquieren la forma de acuerdo con los tiempos que les marca su cuerpo. Así que tomate tu tiempo y céntrate en llegar más lejos pero no más rápido.

Ve despacio. si te sientes mareada o sin aliento, es que estas corriendo demasiado rápido, un error común de muchas principiantes. Una buena técnica es empezar andando para activarte y luego alternaras minutos corriendo, de esta forma tendrás tiempo para recuperar y la continuidad es más que garantizada.

Corre erguida y relajada. No te preocupes demasiado por la técnica en estos momentos. No obstante, deberías correr erguida no con los hombros caídos y derecha sin inclinarte hacia adelante o hacia atrás. Las zancadas no deben ser excesivamente largas, pues podrías cargar una tensión extra en tus rodillas. Relaja los brazos y adopta una zancada natural y cómoda.

Búscate un apoyo. Cuando alguien cuenta contigo, es mucho más complicado saltarse un entrenamiento. Pero ese alguien debe de tener una capacidad similar a la tuya y apoyarte, en lugar de competir contigo.

Lleva un control. Llevar una agenda es una forma estupenda de cumplir con un programa de ejercicios. Cuelga un calendario en tu frigorífico y anota las veces que sales a correr, incluida las distancias y el tiempo empleado. Debes anotar y tipo de carrera efectuado, el nivel de esfuerzo, el gasto empleado, y como te sientes al acabar.

Equípate bien. Aunque no hay necesidad de materiales chic para la era espacial, deberías elegir un equipamiento con tejido absorbente que evacua el sudor de tu cuerpo. Tienes que estar cómoda, así que comprar prendas técnicas es un dinero bien invertido. Los calcetines de correr pueden ser caros, de modo que escoge con cuidado para que estés cómoda durante tu sesión. Las zapatillas es una parte fundamental para este tipo de entrenamientos, merece la pena invertir algo más de dinero ya que unas buenas zapatillas te van a ayudar en tu rendimiento. Compra siempre tus zapatillas por la tarde, cuando tus pies se hayan dilatado hasta alcanzar su tamaño máximo. Lleva tus zapatillas viejas y muéstraselas al dependiente así el sabrá cual son las mejores para ti.

Aquí tienes toda la información necesaria para correr con éxito: corre, recupera y repite. Pese a que la mayoría de nosotras hacemos las cosas bien al principio y al final, a menudo obviamos la recuperacion. Omitir la práctica de una buena recuperacion puede hacerte más propensa a sufrir dolores, fatiga e incluso lesiones, por no mencionar que ni mucho menos te dejara lista para tu próxima sesión.

 

¡Las ventajas de correr son muchas, así que ata tus zapatillas y ¡apúntate a una vida más activa!

 

 

Andreea Alina Marín  (Técnico OKMAS Córdoba)