Abdominales: Mitos

Abdominales: Verdades y mentiras

 

 

Como ya hemos explicado, para destapar los abdominales hace falta un bajo porcentaje graso, pero te contamos otras cosas interesantes sobre ellos.
Más allá de que para destapar nuestros abdominales debamos cuidar nuestra alimentación y tener un bajo porcentaje de grasa, hay ciertos mitos alrededor de cómo entrenarlos. Nada se convierte en viral más rápido que un cuerpo con el abdomen perfecto, y más en redes sociales como Instagram, y hoy te vamos a contar algunas verdades y mentiras sobre el trabajo abdominal, que tanto trae de cabeza a más de uno en el gimnasio.

Hay que entrenar los abdominales todos los días o cada dos como mínimo (falso)

Muchos de tus otros ejercicios grupales indirectos involucran tu sección media, por lo que no necesitas entrenar los abdominales con tanta frecuencia. Ejercicios como ponerse en cuclillas, peso muerto y prensas militares de pie dependen de tu núcleo abdominal para la estabilización, por lo que con cada serie también entrenas de alguna manera esta sección. Asimismo, los abdominales, como cualquier otro grupo muscular, necesitan un descanso para crecer.

Hacer abdominales disminuye la grasa localizada de la sección media (falso)

Bueno, a estas alturas, esperemos que este mito ya se haya olvidado del todo. La reducción localizada de la grasa corporal es una falacia, no importa dónde intentes acometerlo. Pierdes grasa corporal alrededor de tu sección media al perderla en todo el cuerpo, no en un lugar específico.

El porcentaje adecuado de grasa corporal para ver el abdomen es un 10% (verdad)

A ver, podemos distinguir ciertas partes del abdomen con un porcentaje de grasa más elevado, un 13-14% al menos, pero para ver toda la sección necesitamos estar en un 10%. Lo delgado que tienes que llegar a estar para ver tus músculos abdominales depende, hasta cierto punto, tanto de tu fisiología como de tu genética, ya que la grasa corporal se distribuye de manera diferente de persona a persona.

Tener abdominales significa estar saludable (verdadero y falso)

Tener una sección media delgada y definida dice mucho acerca de la dedicación de alguien en un gimnasio y a través de una dieta, pero esta puede ser más o menos saludable. Por otro lado, hay más de una persona que tiene unos buenos abdominales a través de una combinación de calorías insuficientes y demasiado ejercicio cardiovascular, y ya sabemos que una dieta sin calorías suficientes no produce adherencia y puede producir un rebote en el futuro y volver a llenar de grasa la sección media.

Cualquiera puede tener abdominales (verdad)

La mayoría de las personas no pueden, como decíamos antes, por genética, gozar de un abdomen realmente marcado a las primeras de cambio. Sin embargo, una dedicación y una constancia a lo largo del tiempo sí que puede conseguir resultados realmente impresionantes. Si haces bien el trabajo en el gimnasio y en la cocina, no dudes de que conseguirás tus objetivos a largo plazo.

Entrenar el abdomen reduce la cintura (verdadero y falso)

Con la nutrición adecuada, puedes obtener una sección media más pequeña, y menos grasa corporal alrededor del abdomen hace ver que nuestra cintura sea más pequeña. Pero si ya tienes poca grasa corporal de base, entrenar el abdomen, especialmente con pesas, no lo reducirá, más bien al contrario. Al realizar levantamientos de pesas estás entrenando tus músculos abdominales para que sean más grandes, más fuertes o ambos, lo que puede hacer que la cintura parezca más ancha.
Fuente: Deporteyvida. Javier Robledo Vico