Las clases más buscadas

Las clases más buscadas en el gimnasio: esto es lo que te aporta cada una de ellas:

     En el mes de septiembre son muchas las personas que comienzan a entrenar en el gimnasio, y una de las maneras más sencillas de crear adhesión al hecho de practicar ejercicio físico cada día es apuntarnos a alguna de las clases dirigidas que se ofertan en los diferentes centros. Pero ¿a cuál debería apuntarme dependiendo de lo que quiera conseguir en el gimnasio y de cuáles sean mis gustos y necesidades? Te contamos qué es lo que te aporta cada una de las clases más buscadas en los gimnasios y qué puedes esperar de ellas.
Spinning o ciclo indoor: musicote y pedales.
     Una de las actividades más demandadas en todos los gimnasios desde hace ya años y que parece que no pasa de moda es el spinning o ciclo indoor: entrenamiento sobre bicicletas estáticas especialmente diseñadas para estas clases colectivas (y diferentes de las bicis estáticas tradicionales) al ritmo de la música.
     El spinning o ciclo indoor nos hace trabajar sobre todo nuestro tren inferior y nuestra zona media, siempre pedaleando al ritmo de la música
En estas clases, generalmente de 45 minutos de duración, el trabajo se centra en el tren inferior de los participantes: glúteos, cuádriceps e isquios son los que llevan la mayor carga del entrenamiento. También la musculatura de la zona central de nuestro cuerpo, encargada de mantener una postura correcta durante toda la sesión, se lleva un buen entrenamiento durante las clases.
     Las sesiones, específicamente diseñadas por los instructores (no consiste solo en poner música y pedalear al ritmo de la misma, sino que cada sesión se inscribe dentro de un micro, meso y macrociclo de entrenamiento, con una finalidad determinada), nos permiten quemar un gran número de calorías (alrededor de 350 kilocalorías por sesión) mientras nos divertimos en grupo.
        Clases muy motivadoras, amenas y divertidas que permiten crear sentimiento de grupo aunque se realice un entrenamiento individual. No te preocupes si al principio no puedes llevar el mismo ritmo que el resto de los asistentes: ten paciencia y no tires la toalla en los primeros días. ¡Merece la pena! (…).
Fuente: Vitonica. Lady Fitness